Armadura de sortija

Para comenzar se dispone el tiento sobre el manguito, donde el extremo (a) es la cola inicial del tiento o guía, y el (b) es el resto del tiento que avanza hacia la izquierda siempre (Fig. 21).





Con la mano izquierda hacemos girar hacia la derecha el manguito y vemos cómo quedó en la parte posterior (Fig. 22).









Con el mismo movimiento llegaremos hasta pasar el tiento por debajo de la guía, quedando por lo tanto, arriba de uno y abajo de otro tiento en su nuevo recorrido (Fig. 23).








Al dirigirse hacia arriba pasa por encima de uno y vuelve levantando otro (Fig. 24).




Pasando la lezna por debajo de la pasada M-M' se toma la pasada inferior O-P y se lleva hacia arriba para ser levantada por la extremidad del tiento que va formando el tejido, según indica la flecha (Fig. 25).

O sea que se pasa por arriba de un tiento, por abajo de otro y por arriba de un tercero.







En la Fig. 26 se observa que, la cola N pasa por debajo de la guía y tanto uno como otro se mantienen encimados en su trayectoria, si es que la sortija no se ha de seguir.

Ahora sí a esta la hemos de continuar, el tiento N debe pasar por delante de la guía, para poder seguir retejiéndola.


Anterior: Sortijas
Siguiente: Sortija de una pasada