Botón redondo

El presente botón de cuatro tientos que nos sirve de ejemplo puede lo mismo hacerse de seis u ocho. Sólo depende del tamaño, puesto que su confección es la misma.




En la Fig. 12, vemos la primera pasada o nudo de espuelas hecho hacia abajo.












La Fig. 13 nos muestra la pasada anterior o sea la primera y la segunda sin ajustar que en realidad no son más que nudos de espuelas hacia abajo.





En la Fig. 14 vemos la primera y segunda maniobra ajustadas y la tercera sin ajustar. Observando la tercera pasada, es un nudo de espuelas hacia arriba.



Figura 15. Y así como la lezna marca el trayecto a cubrir de (a), se procederá con los tres restantes.



En la quinta pasada, la lezna le abre paso al tiento (a), en la esquina que le sigue al mismo, penetrando con suavidad y moviéndola de un lado a otro para no lastimar los tientos del centro del botón y venir a aparecer entre la armadura cuadrada de la primera pasada y el tejido exterior (que es como una trenza de tres doble).




Al iniciar la sexta pasada los tientos se encuentran en la parte inferior del botón y hay que llevarlos hacia arriba; para esto el tiento Nº 1 pasa sobre el Nº 2 y se introduce en el ángulo formado por el 2 y el 3 y sale al centro del botón en la parte superior, es decír, en el centro del prímer nudo de espuelas de la primera pasada. El 2 penetra entre el 3 y el 4. El 3 entre el 4 y el 1. Y el 4 entre el 1 y el 2.



Los tientos en esta última pasada se van dejando tan flojos como floja se ve la pasada del número 1 en la Fig. 17. Deben quedar cruzados con sus inmediatos.

Una vez que los cuatro han atravesado el botón, se procede a ajustar uno por uno, hasta hacer saltar el cuadrito del centro mismo del botón en la parte superior, a ras del cual se cortan.


Anterior: Trenza de cuatro redonda
Siguiente: Sortijas